El sexo en las sesiones de psico-coaching

Ayer estaba en el gabinete de estética porque me quería poner guapa y hacerme una permanente de pestañas y una manicura francesa. Por eso de que llega el fin de semana, y además, ¡que narices! Me encanta regalarme momentos de cuidado para mi.

Y como en los gabinetes de estética se descubren muchas confidencias, resulta que acabé contándole a Mayte sobre cómo funcionan las sesiones de Psicocoaching. Si has tenido oportunidad de ver las publicaciones de RRSS, ya conocerás que hay unos pasos que recomiendo seguir para sacar el máximo provecho. Si no, aquí te los incluyo de nuevo.

Pero siguiendo con la sesión de belleza y comentándole que con lo que yo disfruto es con el acompañamiento en Coaching de Salud y Bienestar y el Sexcoaching, me di cuenta que la mayoría de mis clientes inician un proceso de desarrollo por temas relacionados con habilidades generales o emocionales y a partir de la mitad del proceso, aparece algún reto relacionado con las relaciones, el bienestar o el sexo.

Pues bien, en ese momento donde sientes que necesitas un giro, además de acompañarte, me gusta descubrir contigo puntos de vista sobre esta materia.

Primero porque cuando hablamos de sexo, hay una parte fisiológica que no todos conocemos… Por ejemplo, ¿alguna vez te has mirado al espejo desde tus partes más bajas para ver realmente que es lo que ve la otra persona si se asoma?… y segundo porque me gusta diferenciar entre placer y sexo como encuentro de copular simplemente.

Y aquí te comparto otra situación vivida real de alguien que está trabajando un tema de impulsos con la comida y ante la pregunta de ¿Qué podría sustituir eso que logras con comerte ese capricho de la nevera? Me respondió: el sexo.
Así que voilá, de nuevo aparece relacionado en este caso con el Bienestar y la Alimentación la necesidad de que estemos completos con el sexo, placer, relaciones.

Y es aquí donde te quiero compartir un gran descubrimiento para mi.

Bueno, en realidad dos:

1. La importancia de cuidarte por fuera y por dentro para sentirte bien contigo mismo (ya sea a través de la alimentación, el ejercicio físico, las horas de sueño o prácticas como respiración o tiempo para ti). Esto repercute directamente en nuestra autoestima y por tanto en las relaciones que tenemos con los demás.

2. La importancia de cuidar aquello que no se ve y que es un vehículo para tu placer y bienestar. Tu suelo pélvico. Hoy me quiero centrar en este.

Empecé a practicar ejercicios de Hipopresivos hace unos meses, y aunque parece que es algo sencillo, requiere de coordinación, fortaleza, respiración y conciencia del cuerpo. Te lo voy a explicar con mis palabras porque yo no soy la experta, sino la alumna (te recomiendo que hables con FitMII si quieres una explicación más científica). Los hipopresivos es como si apretaras todos tus genitales en una determinada postura y al tiempo abrieras tus costillas y pecho y dejaras que el aire entrara en todo tu cuerpo. Es decir, trabajo todo lo que es mi tronco o core y eso me aporta unos beneficios. Son como unos abdominales pero desde dentro, más que desde el subir y bajar el tronco, es desde subir y bajar tu capacidad y fuerza interior.

Yo siento que trabajo mi cuerpo desde dentro.

Los hipopresivos tienen diferentes posturas que deben ser supervisadas siempre por un entrenador, por la intensidad de las mismas, y que a mi me resultó curioso que llevaran nombres de Diosas. Así, en mi rutina, yo practico 8 posturas en una secuencia que ya de repito es intensa y muy beneficiosa: Venus, Atenea, Artemisa, Aura, Gaia, Maia, Demeter y Selene. La secuencia se tiene que hacer con lo que se llama Apnea, que es cuando tengo que contener mi respirar y contraer mis músculos durante unos segundos.

Mira este video IN ACTION de todas ellas en una de las sesiones.

 

Y los beneficios que he logrado con esta práctica son:

  • la reducción de mi cintura
  • la conciencia mayor de músculos internos y
  • la mejora de mi suelo pélvico.

Esto último me gustaría vincularlo a todo lo que es placer y sexo. Porque, hablando claro, ahora además utilizo las presiones para poder sentir como mi pareja disfruta más de los encuentros privados y además yo experimento con secuencias de presión durante el acto sexual. Es decir, que cuidando mi interior e invirtiendo en mi Salud tengo un impacto muy beneficioso en mi vivencia del sexo, deseo y relaciones.

Si quieres conocer más sobre otra de mis vivencias con actividades de Cuidarse, te invito a que leas la experiencia de los Cuencos Tibetanos en el post de Decorpas.

Si te interesa conocer más sobre Psicocoaching de Salud y Sexcoaching y relaciones, no dudes en reservar una cita conmigo AQUÍ y estaré encantada de abrir más algunos temas que nos limitan en esta materia.
Comienza con tu desarrollo individual y EMPODERATE como Persona que se merece el placer. RESERVA tu primera sesión (TE HE PUESTO UN PRECIO MUY ASEQUIBLE) COACHING EXPRESS 45MINUTOS.

Habla con Carol
1
☝ RESERVA TU CITA AQUÍ ☝
☝ Reservar una CITA ☝