Algunas reflexiones sobre pareja y relaciones desde un punto de vista práctico

Algunas reflexiones introductorias

Cuando empecé a trabajar todo lo relacionado con la Pareja me gustó mucho saber de donde podríamos partir. Porque yo estoy de acuerdo en que una pareja son 3, es decir, una persona, otra persona y la relación en sí.

Y por tanto, como las personas llevamos cada una nuestras mochilas y aprendizajes, solemos moldear el tercer factor (es decir, la relación) según lo que hemos ido viendo a lo largo de nuestras vidas, o experimentando. Por lo que la relación sería el factor resultante de la suma de ambas personas y sus vivencias.

Ya sabemos que el momento dorado de la pareja son los primeros 24 meses, donde desplegamos todas nuestras bondades y nos regocijamos mucho en la conquista, la seducción y toda esa curva que nos hace subir a momentos de disfrute y diversión. Y también suelo mencionar a las personas que visitan Decorpas, que una relación hay que regarla de forma continua, que es como una planta y si no tiene agua, se puede marchitar. Y eso es responsabilidad de las dos personas. Según el tiempo que nos permite tener esa “absurda” seguridad de que la persona está para nosotros/as, se puede relajar ese momento de cuidados y cariño junto con el de la seducción (¡cuidado aquí! porque los momentos de intimidad pueden volverse algo aburridos y son muy importantes) y tenemos que estar alerta.

La autonomía de ambas partes de la pareja es importante. Tener aficiones, disfrutar de ambientes diferentes y poder tener conversaciones enriquecedoras es algo que debe mantenerse – te invito a que leas el post Sacrificarte por tu pareja no te hará mejor persona…! Una pareja es un ser vivo, tiene nacimiento, desarrollo y final – también suelen decirnos que una relación es para siempre si hablamos del mundo pareja, pero faltaría el matiz que debe ser Sana siempre (y sino, cambio!). Y aquí también matizo que en una relación de pareja, debe haber dirección. Es decir, no solo es dejarse llevar y todo fluye sino que debe haber una dirección compartida y disfrutada.

Componentes en la relación de pareja y tipos

Y siguiendo a R. Stenberg, vamos a matizar que en una relación de pareja hay 3 componentes básicos y en base a la presencia menor o mayor de cada uno de ellos, un resultado de la pareja:

  • Intimidad: son los sentimientos que promueven la conexión y vínculo entre la pareja e implican comunicación, respeto, proximidad, apoyo emocional…
  • Pasión: es el estado de deseo intenso hacia el/la otro/a acompañado de gran atracción sexual así como excitación emocional, deseo de compartir momentos y experiencias.
  • Compromiso: el deseo de mantener la unión y la disposición por compartir un proyecto de vida.

Y la combinación de estos elementos nos permite determinar el siguiente tipo de relaciones:

  1. Amigos o Cariño: el componente dominante es la intimidad, con ausencia de pasión y compromiso.
  2. Amor pasional: fuerte presencia de pasión pero escasa de los otros dos factores.
  3. Amor vacío: ha desaparecido la pasión y la intimidad. 
  4. Amor romántico: con los ingredientes de pasión e intimidad (buena comunicación y gran vínculo emocional pero ausencia de proyecto de futuro común).
  5. Amor sociable: intimidad y compromiso pero ausencia de pasión (comunicación y seguridad, como si fueran los mejores amigos/as).
  6. Amor necio: pasión y compromiso sin intimidad (excitación en la pasión pero sin conexión, dependencia emocional o relaciones tóxicas).
  7. Amor pleno: intimidad + pasión + compromiso. El tipo de relación que se quiere, pero que debe trabajarse con el tiempo porque los componentes pueden variar y por tanto, ser alguna de las relaciones anteriores porque, como dijimos, las relaciones son seres vivos.

¿Cuántas relaciones has vivido con tus parejas? ¿Suele ser el mismo tipo de patrón?

Afirmaciones desde la experiencia Decorpas

Algunas afirmaciones que puedo compartirte de las personas que han trabajado ya con Decorpas, por si te ayudan, son:

  1. En una relación no se soporta, se comparte y se suma.
  2. Todo lo que necesitas No es amor. Hay comunicación y admiración en las relaciones sanas siempre.
  3. Con el tiempo no tiene por qué desaparecer el deseo. Es tu responsabilidad mantenerlo (primero contigo mismo/a si es necesario).
  4. Una relación es como una montaña rusa y se suele construir la base en las bajadas en picado (si los dos llevan el cinturón de seguridad puesto!).
  5. El tiempo es lo único que no vuelve, así que vigila con quién lo compartes. Y sobre todo, asegúrate de que tienes tiempo con la otra persona y no relegas tu relación a tu última posición de la lista de “debes” diaria.
  6. Para que haya respeto en pareja, es importante que primero te respetes tu.
  7. Una relación de pareja no es algo que quieran los demás o que la sociedad imponga, es algo que decides tu y que es responsabilidad tuya.
  8. La capacidad para leer la mente de otro/a no es directamente proporcional al tiempo que tu relación vaya acumulando. Hablar y escuchar es esencial siempre.
  9. Una relación de pareja puede ser vista como una empresa o equipo: con objetivos, parte financiera compartida, aciertos y errores, sentimientos y celebraciones, crecimiento e intercambio de roles.

Como ya habrás descubierto, el mundo de las parejas y relaciones es variado al tiempo que cambiante. Y muchas veces desde dentro es más complicado tomar decisiones o hacer cambios que pueden ser necesarios. Por eso, acudir a un especialista externo puede ayudar a saber que es normal lo que pasa en tu relación y cómo tu puedes influir en el cambio así como validar o invalidar creencias que vengan contigo y te estén ayudando o no a ser feliz.

Si quieres una cita con Decorpas, puedes reservar AQUÍ. 

Habla con Carol
1
☝ RESERVA TU CITA AQUÍ ☝
☝ Reservar una CITA ☝