Ayer tuve el privilegio de disfrutar de un tratamiento de Cuencos Tibetanos y fue una experiencia muy recomendable. Sobre todo, porque es como tener un músico alrededor tuyo durante 60 minutos que lee las notas que tu cuerpo necesita y que te ayuda a que sanes por ti mismo.

Fui instruida por Alex Savov en lo que consistía este tratamiento tan diferencial y me encantaría compartirlo contigo por si puede ser algo que te beneficie en tu salud y bienestar.

Además de todo lo que supone conocer la técnica y tener una cualificación que te permita saber que estás en buenas manos, durante más de una hora experimenté lo que es el poder terapéutico del agua, la música y los cuencos en sí sobre mi cuerpo.

terapia cuencos tibetanos

Tumbada en un tatami, con ropa cómoda y boca arriba, empieza el disfrute. Alrededor de tu cuerpo tienes los cuencos, y las notas que el terapeuta toca para ti están basadas en una escala de cinco, que corresponde a lo que ancestralmente se utilizaba como notas básicas musicales que evolucionó a una escala de ocho.

Debes elegir desde Do-Re-Mi-Fa-So-La-Si-Do cual de ellas te gusta más y si alguna te molesta. Y cada nota está relacionada con un chakra.

 

En mi caso me quedé con Mi que me dijo que era del chakra de la Intuición (que adecuado y acertado). Durante 15 minutos escuchas lo que se toca para ti, para tu cuerpo, y regulas la respiración, tu atención y te vas sincronizando con algo tan bonito como tus notas melódicas y tu cuerpo. Llega un estado en el que la sincronía es muy especial.

Y entonces se incorpora la vibración del cuenco en tu cuerpo

Y entonces se incorpora la vibración del cuenco en tu cuerpo, cuando posan encima de ti el cuenco y el sonido que emite además va penetrando en las zonas del cuerpo donde se posa. Y fluye, y parece magia, y sigue un recorrido.

Se combina en ese momento el sonido, la vibración y tu cuerpo. Es ahí donde sientes que eres tu propio canal de sanación y el espacio es único y especial. Sin contacto físico, más bien energético y de conexión.

Y recuperas tu energía, descansas, te sientes ligero, tensiones relajadas y agradecida por ese tiempo que sientes que te has regalado y que ese profesional ha creado para ti.

Tu propia orquesta de cuencos en tu propio cuerpo y con unos resultados, que imagino, para cada uno serán diferentes pero seguro que memorables y muy personalizados.

Si eres de esas personas que quieren conocer más sobre las propias herramientas de bienestar del cuerpo, te recomiendo no pierdas la oportunidad de ver cómo las ondas musicales y las vibraciones de estos cuencos pueden, quizás, ayudarte a estar más saludable.

Gracias a Alex_the_art_of_massage por tanta generosidad en compartir tu pasión