Disonancia Cognigtiva: Cuando nuestras creencias son lo que consideramos la verdad o la fuerza del autoengaño.

Disonancia Cognitiva: Definición

Se puede definir la Disonancia Cognitiva como la incomodidad que se produce cuando tenemos dos ideas que se contradicen o cuando lo que pensamos, nuestras creencias, se contradice con nuestros actos.

Qué es la Disonancia Cognitiva

De nuevo, el poder la mente, de nuestros pensamientos, vemos que afecta a nuestro bienestar. Si nos molesta la idea o la diferencia de la misma con lo que hacemos, se genera una emoción generalmente que nos resta energía porque queremos “colocarla” o dejar de tenerla.

Para dejar de tener esta emoción, solemos cambiar nuestro comportamiento y de ahí el pensamiento o bien buscamos más datos que nuestro pensamiento tenga más fuerza y entonces actuar de la manera determinada que deseemos.

Yo lo llamo incongruencia silenciosa y te traigo esta reflexión hoy porque suele ser la causa del autoengaño y de una toma de decisiones sin una buena base sino por “mi estómago”.

La gente tiene a evaluarse comparándose con otras personas, no usando estándares absolutos.

L. Festinger.

El referente de la DC (Disonancia Cognitiva) es L. Festinger que inició su investigación sobre las creencias y el comportamiento. Si ya conoces lo que se hace en una sesión de Psicocoaching, te resultará cercano.

Porque en estas sesiones precisamente lo que hacemos es desmontar esas creencias, que no son más que aprendizajes adaptativos que hemos ido acumulando a lo largo de los años.

Suelen ser creencias limitantes, es decir, que nos impiden avanzar o que nos generan tal bucle de autoengaño que nos aleja de una realidad de hechos y no lleva a una realidad de interpretaciones.

Y las interpretaciones, como ya sabrás si has leído mi línea de posts, son personales y dependen de nuestras gafas. Es nuestro mapa de ver la vida, que no necesariamente coincide con el de los demás.

Decorpas ->> Pienso luego actúo.

El porqué de la Disonancia Cognitiva

El uso de la DC es la búsqueda de la coherencia. Y de ahí, que a veces al escuchar a alguien contarnos una historia o vivencia percibamos su vehemencia al relatarlo y a facilitarnos todo tipo de datos que sustenten lo que nos está llegando.

Quizás te resulten familiares frases del estilo de:

  • Seguro que me llama porque no sabe estar sola (cuando estás en una relación).
  • Comer un poco de chocolate no engorda (cuando estás a dieta).
  • Me habló con esa dureza porque no sabe manejar sus emociones (en un entorno laboral).

Aunque nos dejen a salvo, conviene pararse en frases de este tipo para tomar conciencia de hasta que punto son reales o son compensaciones que estamos haciendo con nosotros/nosotras mismos/mismas.

  • ¿Qué te lleva a afirmar que no sabe estar sola?
  • ¿Qué te ha satisfecho comer ese chocolate?
  • ¿Qué te permite saber qué no sabe manejar sus emociones?

Practicando la Disonancia Cognitiva

La DC es algo muy interesante en los procesos de Coaching de Salud, por ejemplo, cuando te planteas dejar de fumar o iniciar una dieta. Es decir, cuando están trabajando un cambio de hábitos y más aún, cuando tienes una recaída o te alejas de tus objetivos temporalmente.

También es un tema muy interesante a tratar en las relaciones de pareja, sobre todo en los niveles de comunicación e infidelidad. Cuando la comunicación está dañada, suelo escuchar el relato de ambas partes perfectamente argumentado para que sea la versión del que comparte los problemas relaciones que tienen la que “sirve”.

Cuando hablamos con una persona que ha sido infiel, la DS le permite argumentar el porqué de su comportamiento y en ocasiones, poner en el otro la causa de la misma (sobre todo porque además a ellos/ellas no les gustaría vivirlo en el otro lado).

Si valoramos también el trabajo/empresa donde la comunicación y la relación jerárquica o con compañeros está dañada, es bastante frecuente que aparezca la DS en la persona que permanece en ese puesto a pesar del trato que recibe o bien que quien fomenta ese ambiente tóxico tenga su DS tan exagerada que logre explicarse a sí mismo que la responsabilidad está en los otros.

Este caso se suele ver con líderes ineficaces, o que tienen que trabajar este proceso psicológico para mejorar el rendimiento de equipos o clima con colaboradores.

Me encanta Mafalda con esta frase porque sería un ejemplo claro de Disonancia Cognitiva para justificar por qué no empezar con un proceso de desarrollo personal ;).

Si crees que recibes los efectos de la Disonancia Cognitiva o que te gustaría trabajar tus propias estrategias de compensación y toma de decisiones porque sospechas que puedes mejorarlo, no lo dudes y reserva tu proceso de Psicocoaching Decorpas YA.

 

SUSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER DECORPAS Y NO TE PIERDAS NADA.
SOLO TE ENVIARÉ UN EMAIL AL MES CON TEMAS MUY SELECCIONADOS.
INSCRIBETE ABAJO – ¡YA NO HAY EXCUSA!

 

Habla con Carol
1
☝ RESERVA TU CITA AQUÍ ☝
☝ Reservar una CITA ☝