Estamos en la era de los datos, Big Data, BI… y no es extraño escuchar eso de que lo que no se mide no se controla. ¿Estás de acuerdo conmigo?

Pues a mi me resulta muy curioso que estemos llenos de esos números y registros de miles de cosas y sin embargo, cuando hablo con personas de mis círculos más cercanos, ninguno de nosotros nos hemos parado a revisar los datos que tenemos sobre nuestra vida sexual.

Quiero decir, que nos “codifican” por ejemplo con el DNI, con nuestro nombre de usuario cuando nos registramos en web, cuando queremos comprar cosas… y pocas veces tenemos datos sobre relaciones o vida sexual.

Y eso es lo que te ayuda a conocer la elaboración de tu CV sexual.

Tener una revisión de tus relaciones y vida sexual como si fuera un CV, sólo que en vez de experiencias laborales, serían experiencias relacionales.

¿Cómo elaborar tu CV Sexual?

Cuando elaboramos un CV profesional, tenemos un resumen de quienes somos o qué buscamos. Luego tenemos nuestros datos personales y por último qué año/mes, qué puesto, qué empresa y qué funciones hemos desarrollado. Eso sí, de orden más reciente a menos, si somos senior y a la inversa si somos más junior.

Pues con un CV sexual deberíamos plantearlo igual. Solo que quizás te cueste más tener un resumen de quien eres, considerando tu vida sexual o relacional. Imagina que pones un encabezado como:

Mujer de XX años con una trayectoria amplia en el conocimiento e intimidad con las personas que disfruta con la innovación en los juegos de alcoba y a la que le gusta que le sorprendan.

Y a partir de ahí vas indicando año de inicio y de fin de la relación, nombre de la persona, función que ha tenido en tu vida y de qué competencias eras responsable o logros conseguiste.

Y entonces con el ejercicio, además de poder rememorar las personas que han estado en tu vida más íntima, sea por relaciones o sea por encuentros esporádicos, adquieres conciencia de qué tipo de personas has elegido o has dejado que te eligieran y qué características en común tienen o diferencias.

Si fueras honesta contigo misma podrías hasta indicar la causa del fin – como en el CV profesional – a modo de Baja Voluntaria (si decidiste terminar tu el encuentro o relación o lo decidió la otra parte), Despido disciplinario, Despido improcedente (de esos que te arrepientes pero que tuviste que pagar…), Despido por reorganización…

¿Para qué sirve el CV Sexual?

Con toda esta información de valor, puedes ir trazando un plan de acción sobre qué te interesa en tu plano relacional o sexual:

  • qué limitaciones ves que puedes mejorar.
  • qué cosas son las que más te han divertido.
  • qué aprendizajes has tenido de cada una de las situaciones que ya forman parte de tu vida.

Porque no debemos olvidar esto, que somos seres sociales y que cualquier relación exitosa o no, nos ayuda a modelarnos. Y además, nuestra autoestima se relaciona directamente por la forma en que enfocamos los cambios de pareja, amante, soledad o relación informal.


Si en el plano sexual, hay algo que no te cuadra, o simplemente ves que esto te serviría, intenta hacer tu CV Sexual y por supuesto  si quieres que hablemos más sobre este tema porque te haya resultado cercano o entre en tus planes futuros de desarrollo, puedes hacerlo con una cita a través de carol@decorpas.com.


Decorpas.com I Y si pasara lo que te propones.