Si te dan alas, vuelas...

Desde la Psicología, y siguiendo explorando nuestro funcionamiento mental, vamos a añadir a la ensalada de la Disonancia Cognitiva de un anterior post la sal del Efecto Pigmalión.

El Efecto Pigmalion. El Poder de las Expectativas

Cuando lo estudié en la facultad me llamó la atención este fenómeno que fue realizado a nivel experimental y que demostró que aquello que creemos respecto al desempeño de los demás o rendimiento se ve influido por nuestras creencias. Es decir, si pensamos que alguien es capaz de superar una situación, por ejemplo, a nivel laboral, y recibe continua aceptación de su jefe, será muy posible que tenga un rendimiento más alto y sea más efectivo.

Toda persona tiene una imagen creada sobre sus personas cercanas, colaboradores o jefes. Y es en base a esta imagen que la persona a la que otorgamos nuestra creencia puede modificar su comportamiento o confianza.

También podemos hablar de Profecía Autorrealizada. Es esa frase que a veces utilizamos de “¿Ves? Te lo dije” en entornos educativos o profesionales, incluso en parejas donde ya sabemos lo que el otro u otra va a hacer y lograr.

 Si logramos trabajar esas formas en las que etiquetamos a los demás, podemos impactar de forma muy positiva en aspectos como motivación, autoestima y relaciones de crecimiento o positivas.

El efecto Pigmalión positivo produce efectos positivos en la persona, provocando un incremento de la autoestima.
El efecto Pigmalión negativo o efecto Golem produce el efecto contrario.

Es decir, si tenemos un colaborador en nuestro equipo al que le trasladamos mensajes de que no puede o no confiamos, va a decaer su motivación y probablemente lo convirtamos en eso, alguien que no logre los resultados.

El Efecto Pigmalion y la Pareja

Lo mismo pasa a nivel parejas y relaciones. Si no creemos que la persona con la que compartimos objetivos vitales es capaz de, por ejemplo, entendernos, ser divertido, sorprendernos… ocurrirá eso, que será difícil que podamos advertir sus comportamientos para que estas cualidades las veamos de forma presente.

Las expectativas o sesgos de lo que observamos afectan en el comportamiento de otros. Y además, las expectativas pueden ser motivo de sufrimiento porque no esté alineado con la realidad o los hechos objetivos ¿Te acuerdas del Autoengaño (puede interesarte, pásate a leerlo) y nuestras historietas mentales…?

Esto sería siendo nosotros y nosotras quienes ejecutamos el Efecto Pigmalión, pero ¿qué ocurre cuando somos los receptores de ello?

La confianza que los demás tengan sobre nosotros puede darnos alas para lograr nuestros objetivos más difíciles porque sentimos que tenemos un fuerte apoyo para poder superar aquello que se nos presente.

 

Focalizándonos en Aspectos Positivos

Entonces, te propongo que empieces a focalizarte en aspectos positivos de los logros para crearte una imagen sobre aquellos que te rodean e impulses su capacidad.

¿Te podrías hacer una lista de palabras positivas o frases de acción que ayuden a los demás? Por ejemplo:

  1. Yo sé que tú puedes
  2. Estoy convencido/a que lo vas a lograr
  3. Siempre me ha llamado la atención esa capacidad extraordinaria que tienes para…
  4. Tienes mi confianza
  5. Adelante
  6. Lo peor que puede pasar es que aprendas algo de lo que te quede por lograr
  7. Recuerda que siempre puedes volver a hacerlo (y diferente)
  8. La decepción contigo es imposible 😉
  9. Tus capacidades te hacen estar preparado/a para…
  10. Aquí estoy para lo que necesites

Si por el contrario, te ves en una situación donde el Efecto Pigmalión de otra persona vas viendo que afecta a tu autoestima y motivación, te invito a que revises los pasos de la Comunicación No Violenta y que realices peticiones que te ayuden a mejorar la relación o incluso a tomar otra decisión que garantice tu bienestar y crecimiento.

Cuando alguien confía en nosotros, nuestro sistema límbico cerebral, activa la velocidad de las comunicaciones a nivel neuronal, incrementa nuestra lucidez y energía y por tanto la atención, eficacia y eficiencia.

Si te resulta interesante y quieres conocer más sobre tu regulación en el impacto a los demás, estaré encantada de poder acompañarte. ¡Reserva aquí tu primera sesión de Psicocoaching para trabajar habilidades de influencia, autoestima, motivación o relaciones de pareja!

Habla con Carol
1
☝ RESERVA TU CITA AQUÍ ☝
☝ Reservar una CITA ☝